Pages Navigation Menu

Breve Historia

Los Siervos de la Caridad, llegaron al Paraguay el 1 de Mayo de 1940, procedentes de la Argentina, siendo recibidos en el puerto de Asunción por Monseñor Bartomé Adorno.

Dr. Andrés Barbero

En un escrito de fecha 14 de Mayo de 1950 dirigida al Arzobispo de Asunción:   Arzobispo Aníbal Mena Porta transcribe la intensión suya y la de sus hermanas, de otorgar por su espíritu de caridad en el Km 9 Vía Férrea de la Ciudad de Asunción levantar un hogar de ancianos y ancianas y un templo en honor a la Virgen de la Piedad. Fallece el 14 de febrero de 1951. Sus hermanas Doña Josefa, Doña María y su esposo el Dr. Viola, constituyeron la Fundación La Piedad y el 24 de Octubre de 1951, transfirieron la propiedad a la Obra don Guanella.

n  El 28 de febrero de 1953, se registra el primer ingreso a dicho hogar.

n  En Mayo de 1960 las “Hermanas Dominicas Misioneras del Santísimo Sacramento” colaboran en las diversas actividades del hogar, prestaron su colaboración hasta 1969 en que son sustituidas por las Hermanas guanellianas “Hijas de Santa María de la Providencia”.

San Luis Guanella (Fundador de las Congregaciones de los Siervos de la Caridad y las Hijas de Santa María de la Providencia)

n  Cada una de las actividades desarrolladas o promovidas en las obras por él fundadas, es sostenida por la Caridad que ilumina y revela el fin último de su pedagogía: ayudar a cada HOMBRE a encontrarse con Dios Padre.

n  La idea que Don Guanella tiene de Dios Padre refleja la experiencia de hijo que vivió en su misma familia. La palabra “paternidad” encierra para él, tanto la dulzura de la madre como la firmeza del padre, y es la síntesis de todas las expresiones humanas de ternura y fortaleza. Por eso la figura del padre terreno es continuamente evocada por él, para hacer conocer la paternidad divina e impulsar y acrecentar el amor hacia el Padre celeste.